Por qué es innecesaria la segunda temporada de 13 Reasons Why

Por qué es innecesaria la segunda temporada de 13 Reasons Why

por - Series
08 May, 2017 01:58 | Sin comentarios

Netflix confirmó que la exitosa serie tendrá más capítulos lo cual nos plantea la duda de si todavía le queda algo jugoso para contar. Por otra parte, Otros Cines TV te presenta cinco series que no tendrían que tener segunda temporada.

El mundo habla sobre 13 Reasons Why porque sin dudas la trama y los personajes están tan bien construidos que es imposible que el espectador no quede atrapado al instante. Capítulo a capítulo, el misterio se hace presente y poco a poco se va develando lo que paso a través de las distintas miradas de los protagonistas sobre el mismo hecho. Al final, todo empieza a mejorar con los cambios de actitudes de los adolescentes y parece que por fin habrá justicia por Hannah y por Jessica. Entonces es imposible no preguntarse por qué Netflix renovó la serie para una temporada más.

¿Qué más hay para contar? ¿Volveremos a escuchar la voz de Hannah? y más importante aún ¿tiene sentido que haya nuevos capítulos sin la protagonista? son algunas de las preguntas que se puede hacer cualquier espectador.  La sensación es que una segunda temporada le quitaría todo lo especial porque no se sabe cuales son las 13 nuevas razones. Los primeros capítulos tuvieron mucho trabajo detrás y realmente no hay un tema que no se haya tocado. Expusieron sobre la sexualidad, los códigos de amigos, las diferencias sociales que hacen que unos tengan más poder sobre otros, lo difícil de asumir una identidad sexual con tantos prejuicios alrededor, entre otros. En 13 capítulos y con una historia que a simple vista parece fácil de contar, los creadores lograron hablar de mucho más que el “bullying”. Es por eso que seguir ahondando en esas historias no tiene sentido porque ya lograron impactar y conmover a los espectadores.

Cabe destacar que el foco de esta serie esta puesto en el suicidio de Hannah Baker, sin ella y su mirada no hay posibilidad de tener tanta profundidad. Esa joven no estaría en una segunda temporada porque no tendría sentido, y tampoco sería saludable, que los compañeros siguieran torturándose por su muerte. Por eso es que la historia cierra perfecto aunque no tenga el final deseado y queden algunas pequeñas dudas. Por ahí, hubiera sido preferible un capítulo especial en el cual se mostrará el presente de los jóvenes para quienes no se sintieron satisfechos con el cierre pero una nueva temporada es completamente innecesaria..

A continuación, les presentamos cinco series diferentes entre sí que no deberían tener una segunda temporada porque les quitaría la mística o simplemente lo que sigue no es tan interesante para explorar como lo fue en los primero capítulos. En conclusión, podría decirse que a veces es mejor que al espectador le queden algunas dudas a que termine desilusionado con una trama que no lo llena.

Una serie de eventos desafortunados

La historia de unos huérfanos que caen en manos del malvado Conde Olaf,interpretado por el gran Neil Patrick Harris (How i met your mother), sin dudas es atractiva. Las desgracias que viven sumado a la ambientación hacen que el espectador se siente frente a la pantalla y pueda disfrutar de volver a ser un niño al que le cuentan un cuento. Pero una segunda temporada no sólo sería innecesaria sino que aburriría. El misterio que se abre hacia el final parece no ser atractivo si se piensa que van a seguir contando la historia de la misma forma. Hay maneras de relatar que no funcionan todo el tiempo y harían que se vuelva difícil de seguir sobre todo sabiendo que siempre al final las cosas salen mal. No habría razón más que la mera curiosidad para seguir la desdichada vida de los tres niños, lo cual no es suficiente para ver una temporada completa.

The Night Of

Una serie que cautiva inmediatamente al espectador con su argumento e increíbles actuaciones de Riz Ahmed (Rogue One; The OA) y John Turturro (Manos de piedra; Casi un gigoló). Todo comienza con una misteriosa muerte y en el camino se suma la mirada hacia el estado del servicio penitenciario y judicial de Estados Unidos. En octubre pasado, el director de programación de HBO Casey Bloys aseguró que la segunda temporada dependía pura y exclusivamente de los creadores: “No van a hacer otra temporada sólo para hacer otra temporada”. La realidad es que la serie tiene su final y sería rebuscado tratar de continuarla sobre todo porque la primera entrega tuvo mucho impacto y eso hace que sea difícil de superar.

Big Little Lies

Protagonizada por tres grandes actrices como Nicole Kidman (Moulin Rouge, Secretos de una obsesión), Reese Witherspoon (Legalmente rubia; Alma salvaje) y Shailene Woodley (Bajo la misma estrella; Divergente) es una de las grandes series que HBO estrenó este año. Esta miniserie relata la historia de tres mujeres que se ven envueltas en situaciones de infidelidad, violencia género, acoso escolar y hasta un asesinato. Así se expone el rol de la mujer en la sociedad actual. Su final es tan cerrado que casi no quedan dudas en el televidente, lo cual hace que se complique pensar su regreso. Por otra parte, los rumores de la vuelta son tan fuerts que ayer Witherspoon compartió una foto en Instragram con la leyenda:”Pasando el domingo con estas mujeres… Trabajando en algunas mentiras nuevas”. Allí también aparecen sus compañeras de elenco Kidman y Laura Dern.

Spending #SundayFunday with these ladies … working on some new lies 🙈🙉🙊

Una publicación compartida de Reese Witherspoon (@reesewitherspoon) el

Girlboss

Mucho se habló del girl power de esta serie que se estrenó este año pero la realidad es que la primera temporada no fue tan cautivante como para que el espectador tenga ganas de ver más. La historia se centra pura y exclusivamente en Sophia Amoruso, fundadora de la tienda de moda  Nasty Gal, quien está interpretada por Britt Robertson . Por momentos es llevadera y por otros su exagerada actitud engreída hace que no llegue a conectar realmente con el espectador.  Según las especulaciones,  esta serie podría ser renovada para una nueva temporada lo cual no sería muy atractivo porque por momentos aburre seguir solo su historia. Además, en el presente Amoruso ya no es la directora de Nasty Gal ya que en el 2016 dejó ese puesto ante una crisis que desembocó en un concurso de acreedores y demandas laborales. De esta manera, ya no habría mucho para contar más que su vida luego de la empresa y siendo una multimillonaria joven.

Stranger Things

Claramente esta serie fue una de las más exitosas de 2016 y sus pequeños protagonistas lograron cautivar a todo tipo de público con los homenajes a Los Goonies, Steven Spielberg y otros clásicos de la televisión de los ochenta. Aún así cabe la posibilidad de pensar sí las siguientes aventuras serán lo suficientemente importantes como para cautivar al público nuevamente.”“Queremos que tenga un final cerrado y definitivo. No quiero que sea una de esas series que se quedan sin gas porque ya no le interesa a nadie”, sentenció Matt Duffer, uno de los creadores, en una entrevista con Entertainment Weekly. Estas declaraciones encaminan a suponer que en este caso en particular todo iría más allá del marketing o de lo que quiera el público porque a los hermanos Duffer les interesa la calidad. Aún así, con el final de la primera temporada parece que una segunda no sería tan necesaria ya que tendrían que explorar otros caminos para volver a impresionar.