Mejores series del 2017 por Mariano Ojeda

Mejores series del 2017 por Mariano Ojeda

por - Series
20 Dic, 2017 06:16 | Sin comentarios

Cerca de despedir un nuevo año, el equipo de Otros Cines TV elige las mejores series del 2017. Un top 10 de los títulos nuevos más algunos destacados de las producciones éxito que estrenaron temporadas. Este es el momento para el debate. ¿Se suman?

¿Es el 2017 el mejor año de la historia de la televisión en materia de ficción? Tal vez, pero también es el año en el que más series nuevas se estrenaron. Aunque Ted Sarandos y todos los directivos de Netflix quieran rebautizar esta etapa como “la era del streaming”, todavía le sienta bien “el pico de la televisión” porque jamás se llegó a este nivel cuantitativo de producción. En este contexto de mayor oferta, son más las chances de encontrar nuevos productos, sin embargo, algunos de estos títulos seleccionados llegan a un nivel antes impensado para la televisión.

Entre las series que entran en esta selección quiero destacar el caso de Big Little Lies, una miniserie protagonizada por tres grandes estrellas del cine como Nicole Kidman, Shailene Woodley y Reese Whiterspoon, y bajo la dirección de un ganador del Oscar como Jean Marc Vallée. Lo mismo sucede con The Handmaid’s Tale por la calidad y el desafío que implica abordar una obra de Margaret Atwood y salir victorioso. Por el lado de la ciencia ficción y el uso de efectos especiales para darle altura al género en televisión se destacan American Gods y Legion por su estrategia y la administración de recursos.

En el mercado local, y pese a no entrar en este top 10, cabe destacar a Un Gallo para Esculapio y El Jardín de Bronce, dos títulos que sobresalen de la media por el resultado final exhibido y la buena recepción del público. El regreso de Bruno Stagnaro a la tv y la primera adaptación televisiva de un libro de Gustavo Malajovich en la vuelta de HBO a producir en el país son ejemplos del cambio de paradigma que está sucediendo en la ficción argentina. Bienvenidas sean.

Sin más, aquí mi destacado de las 10 series nuevas de este 2017. Espero les guste y en caso de no estar de acuerdo, siempre son bienvenidos los comentarios sobre las razones por las cuales no debería estar o cuál pondrían en lugar de X serie porque el intercambio con respeto y fundamentos nos enriquece.

1. The Deuce (HBO)

David Simon regresó a la pantalla de HBO con lo que se podría ser la secuela de Vinyl, una serie recordada por la falta de “alma” y la mala administración de recursos salvo en lo musical. Simon toma esa misma época (las calles peligrosas de los 70 amadas por Martin Scorsese), pero aborda otra temática: el nacimiento del cine porno, su industrialización, la conexión con la prostitución y la mafia. De estructura coral como The Wire, The Deuce exhibe un abanico de personajes tan variado como colorido que encuentra sus momentos más logrados en los personajes de James Franco (x2) y Maggie Gyllenhaall, pero también en la convivencia de proxenetas, policías y prostitutas. El director y guionista impregnan la pantalla de ese sentimiento de revolución cultural, pero también revela que no fueron los años dorados que muchos piensan. Aunque parece que no pasa nada, la serie se mete de lleno en el nacimiento de una industria millonaria que todavía está vigente y cómo capturó parte de las trabajadoras sexuales de aquellos años. Todo ese recorrido lo hace de la mano de la marginalidad de la Nueva York de los años ’70 y eso lo convierte en un trabajo increíble de uno de los creadores más importantes de la historia de la televisión.

 

 

2. The Handmaid’s Tale (Hulu)

Primera serie original de una plataforma de streaming en ganar como Mejor Drama en los Emmy de este año. Tenía todo para hacerlo desde la parte técnica con esa lograda propuesta cromática sumada a las grandes actuaciones y una dirección de lujo. Basada en el libro de Margaret Atwood, esta ficción protagonizada por Elisabeth Moss pone bajo la lupa muchos temas de la sociedad actual ubicados en un futuro distópico y llevados al extremo como el desprecio a la mujer, la trata y el rechazo a la homosexualidad. El valor agregado de esta producción es que el libro fue escrito en 1985 y la actualidad del reclamo la convierte en alarmante y reflexiva por partes iguales.

3. Big litlle lies (HBO)

Otra gran miniserie de la cadena premium que pese a ser corrida de su lanzamiento inicial a mediados de año (se adelantó por el retraso de Game Of Thrones), se coló entre las mejores del 2017 con este recién iniciado. Y allí quedó. Excelente guion, dirección y sobresalientes actuaciones, la ficción de HBO pone al descubierto el drama de una pareja, la distinción de clases en un pueblo chico, los temores del pasado de las protagonistas y cómo ser madres en la actualidad. El atino para reflejar la fragilidad en ciertos momentos de la trama expone la pericia de Jean Marc Vallée (El Club de los Desahuseados) como director y el gran trabajo de las cinco protagonistas: Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley, Laura Dern y Zoë Kravitz.

 

 

4. Legion (FX)

Noah Hawley dejó bien en claro que los superhéroes todavía tienen mucho por contar sin depender de presupuestos titánicos. El futuro de los contenidos audiovisuales superheroicos está en la combinación de este sub-genero con otros estilos clásicos como el western, el drama o el thriller y el creador de Fargo (la serie) lo supo aprovechar para darle su propia impronta a la serie basada en los cómics de Marvel. Hawley eligió poner todo su potencial en esta genialidad de ocho episodios que va desde la introspección del personaje a batallas videocliperas y escenas que juegan todo el tiempo con la innovación: montaje vertiginoso, planos secuencia, acelerar y frenar la historia según su conveniencia y, sobre todo, una calidad visual pocas veces vista. Cada capítulo se sintió como una pieza única e irrepetible que tenía sentido por sí misma. Ojalá el universo X-Men siga por ese camino.

5. Sneaky Pete (Amazon)

Bryan Cranston, protagonista de Breaking Bad, decidió continuar con su carrera y no colgarse del recuerdo de Walter White, sin embargo, se volvió a meter en la piel de un tipo escabroso, manipulador y de mal genio como Vince en Sneaky Pete. Además, Cranston es el productor de la serie que se estrenó por Amazon en los primeros días de 2017 y es quien eligió a Giovanni Ribisi para interpretar a Marius. Este estafador de poca monta sale de la cárcel y decide evitar su pasado al asumir la identidad de su compañero de celda, Pete. Bien recibido en su nuevo hogar, Marius se mete en el negocio familiar (otorgar prestamos para el pago de fianzas) y eso hace que tenga que relacionarse con criminales peores que él todo el tiempo. Aunque la serie tiene un piloto insuperable, los capítulos siguientes dejan en claro que la ficción fue pensada inicialmente para un canal de televisión abierta, sin embargo, cambia el rumbo rotundamente y de comedia de enredos se transforma en un thriller de ladrones, estafadores y relaciones familiares.

 

 

6. Feud: Bette and Joan (FX)

De la mano de Ryan Murphy, el creador de las American Crime/Horror Story, Feud toma la pelea de dos estrellas de Hollywood mientras rodaban lo que fue la gran película de sus vidas: “What Ever Happened to Baby Jane?”. La perdida de popularidad, el costo de mantenerse vigente y la humillación por conservar el rótulo de “estrella” de una Industria cruel son los temas claves de esta ficción de ocho capítulos. Jessica Lange y Susan Sarandon, con mucho oficio, interpretan a Joan Crawford y Bette Jones respectivamente y casi se convierten en clones de aquellas actrices. Virtuosismo actoral, impecable ambientación de época, gran elenco y una serie que golpea fuerte en sus últimos capítulos. Un drama para llorar y reír que contiene mucha historia de Hollywood y las dolorosas secuelas del Star System.

7. Dear White People (Netflix)

Esta serie es la adaptación episódica de la película homónima de 2014 de Justin Simien protagonizada por Tessa Thompson (Creed). Este joven cineasta que sorprendió a la crítica con su película decidió convertirla en serie para tener más tiempo y explorar diferentes cuestiones ya manifestadas en el film. “Dear white people” surgió como una expresión que utiliza el realizador en su cuenta de Twitter para responder a las manifestaciones racistas que van en contra de los afroamericanos. Con la premisa de “¿Cómo es ser negro hoy (2017) en Estados Unidos para los jóvenes?”, Simien pone en el centro de esta historia a un grupo de adolescentes negros que están estudiando en una universidad para niños ricos en su mayoría blancos. Desencuentros amorosos, redes sociales agresivas y una lista de situaciones que deja en evidencia como las nuevas generaciones heredan el descontento mutuo pero a la vez intentan solventar esas diferencias. Por otro lado, cada capítulo se trata de un personaje y vemos desde su punto de vista lo que está ocurriendo en la historia general, pero también en la personal desde la sexualidad a las expectativas familiares, el amor, las relaciones románticas y de amistad.

 

 

8. Ozark (Netflix)

Nadie daba ni dos pesos por Jason Bateman (Arrested Development) luego de algunos papeles que marcaron su carrera en una pendiente hacia abajo, pero aquí demostró su versatilidad en un registro pocas veces visto en su carrera, y protagonizó un drama que le quedó pintado. La serie está lejos de la comparación que se ha hecho con Breaking Bad, y sigue a un contador que siempre lidió de una manera u otra con el narcotráfico lavando dinero para ellos. Luego de un grave error de su socio, queda expuesto por una operación y pasar salir con vida promete a sus “empleadores” lavar mucho más dinero de manera más rápida y eficaz. La ficción se mete lugares tenebrosos y involuran al personaje de Bateman en situaciones que siempre imaginó, pero nunca con él en el centro de la escena. Un verdadero acierto para Netflix que estrena mucho pero poco de esta calidad.

9. American Gods (Starz / Amazon)

Tras años de guiones rechazados, presupuestos no aceptados y de pasar de mano en mano finalmente llegó la adaptación televisiva de la excelente obra literaria de Neil Gaiman. La serie cuenta una guerra entre dioses: los viejos liderados por Zeus quieren derrotar a las nuevas deidades como el dinero, Internet y la televisión. Así es como el Señor Miércoles (Ian McShane) recluta a un joven llamado Shadow Moon (Ricky Whittle) para que sea su compañero en este viaje. Ciencia ficción, mitologías de todo tipo y hasta una historia de amor más fuerte  la muerte es lo que posee American Gods, la serie creada y escrita por Bryan Fuller, responsable de Hannibal y quien ya abandonó su creación antes de la segunda temporada. Con un presupuesto de casi 7 millones de dólares por episodio, la cadena Starz (la que más ha crecido como plataforma de VOD en Estados Unidos en los últimos años) apostó todo a esta ficción y llegó a la Argentina gracias a Amazon, otra potencia que hace fuerza por quedarse con el dominio que Netflix tiene en la actualidad.

 

 

10. The Sinner (Starz / Netflix)

La revelación del año. Sí, sin dudas la ficción protagonizada por Jessica Biel (Cora Tannetti) de USA Network y que llegó a la Argentina gracias a Netflix, es una obra prolija con un guion casi sin falencias y con dos actuaciones descollantes. Hay que destacar también la banda sonora y la duración, casi para disfrutar en una tarde, son condimentos para nada despreciables para que se encuentre en este ranking. Era una de las más destacadas a principios del 2017, pero el frío comienzo de la serie a mitad de año en Estados Unidos no motivaba demasiado a ejercer doble esfuerzo y tratar de conseguirla por la net. Sin embargo, con la llegada a Netflix y algunos comentarios en redes sociales de los primeros usuarios que se animaban a la ficción, el título cobró fuerza y se coló por sorpresa entre lo más comentado. Imposible no destacar el trabajo de Bill Pullman como el detective de profundos conflictos internos, a Christopher Abbott (el marido desconcertado) y a Nadia Alexander (hermana de Cora).