Mejores series del 2017 por Rocío Llano (CFyB)

Mejores series del 2017 por Rocío Llano (CFyB)

por - Series
26 Dic, 2017 04:03 | Sin comentarios

Entramos en la última semana del año y el equipo de Otros Cines TV ya eligió sus mejores series estrenadas durante el 2017. Ahora llegó el turno de los periodistas amigos que nos regalan su selección de títulos nuevos más algunos destacados de las producciones que estrenaron temporadas. En este caso, Rocío Llano de Cine Fantástico y Bizarro nos comparte sus elegidas. A ver…

Como colaboradora de la revista Cine Fantástico y Bizarro, donde mayormente escribo sobre series, las producciones televisivas ocupan gran parte de mi rutina y mi tiempo libre. De todos los estrenos que hubo este año en televisión pocos entran en la categoría de “grandes estrenos” así que este top está formado por las que considero las mejores series estrenadas en el 2017 y algunas “de yapa” que sin ser nuevas tuvieron grandes temporadas.

1. American Gods (Starz / Amazon)

La novela de Neil Gaiman se convirtió en serie de la mano de la cadena Starz y en 8 episodios logró deslumbrar con su destreza visual y narrativa. Dioses y mortales se mezclan donde lo sobrenatural se confunde con lo mundano y con escenas que son un lujo en cuanto a efectos especiales. El casting es uno de los puntos fuertes de American Gods y también el elenco que se luce con actores como Ricky Whittle, Ian McShane y Emily Browning. Además cuenta con la participación de Gillian Anderson con sus guiños a la cultura pop es uno de los grandes hallazgos.

 

 

2. The Handmaid’s Tale (Hulu)

El 2017 parece ser el año de Margaret Atwood. La escritora canadiense publicó El cuento de la criada en 1985, sobre un futuro distópico tan cercano que asusta. Los derechos humanos desplazados por completo, mujeres sometidas y violadas para darle hijos a los poderosos. ¿Suena familiar? Lo que Atwood escribió hace más de 30 años hoy impacta con su actualidad y la serie lo muestra con tanta maestría que a pesar de su crudeza es difícil despegarse de la pantalla. Recursos como la voz en off y los flashbacks están muy bien utilizados, y el trabajo de Elizabeth Moss es tan soberbio como de costumbre.

3. Big Little Lies (HBO)

La intriga policial, un asesinato que abre la temporada pero con la constante duda de quién murió y cómo, hace que los 7 episodios de esta miniserie tengan interesantes cliffhangers y que el espectador construya sus propias teorías. El director Jean-Marc Vallée muestra un universo protagonizado por mujeres muy diferentes y complejas, interpretadas por grandes actrices, entre las que se destaca Nicole Kidman. Dos grandes hallazgos: los niños actores que no tienen nada que envidiarle a los de Stranger Things y un soundtrack impecable.

 

 

4. GLOW (Netflix)

En esta lista no faltan las series protagonizadas por mujeres, pero en este caso las mujeres hacen lucha libre con looks ochentosos. Los diferentes tipos de chicas que conviven en esta serie de Netflix están lejos de ser perfectas, y eso las hace más reales. Son luchadoras dentro y fuera del ring y van a demostrar que pueden pelear como profesionales. GLOW entretiene pero no teme meterse en el drama y tocar temas como el aborto con una mirada profunda y honesta.

5. Alias Grace (Netflix)

Definitivamente Margaret Atwood pisó fuerte este año. Alias Grace es un libro escrito por la autora en 1996 y en noviembre de este año llegó a Netflix en forma de miniserie con seis episodios. Grace Marks (Sarah Gadon) lleva 15 años en prisión tras haber sido encontrada culpable por dos asesinatos. Pero su condena no fue solo la que padeció en la cárcel. Grace creció en 1800 y tuvo que sufrir por ser mujer, inmigrante y de clase baja. Su pasado es intrigante y se va develando a medida que avanzan los episodios, relatados por una narradora no fiable.

 

 

6. Un gallo para Esculapio (TNT / Telefe)

Las buenas ficciones no siempre vienen de afuera. Este año marcó el regreso de Bruno Stagnaro (guionista y director de la célebre Okupas) a la televisión argentina. Calles de tierra del conurbano bonaerense, riñas ilegales y piratas del asfalto. Lejos de los lujos de la clase media alta, como acostumbran mostrar las tiras del prime time, Un gallo para Esculapio se sumergió en lo marginal. Con Peter Lanzani como protagonista, en un papel en el que pudo desplegar sus capacidades actorales, acompañado por Luis Brandoni, siempre a la altura de las circunstancias, la serie no tiene nada que envidiarle a las producciones extranjeras.

7. Mindhunter (Netflix)

David Fincher, Asif Kapadia, Tobias Lindholm y Andrew Douglas, cuatro directores de cine se reparten el trabajo en los diez episodios de esta serie que se adentra en el mundo de los asesinos seriales antes de que fueran llamados asesinos seriales. Ambientada en los 70, pone el foco en dos agentes del FBI que se dedicaron a estudiar el comportamiento de los criminales para desarrollar un patrón de conducta. Protagonizada por Jonathan Groff (Glee, Looking), Mindhunter logra escaparle a la norma de otras series similares como Criminal Minds y construye su propia estética.

 

BONUS

Rick and Morty – Temporada 3

Unas de las mejores series actuales es animada, y parece superarse a medida que pasa el tiempo. Su tercera temporada es excelente, se permite romper con cualquier tipo de límites, si es que alguna vez los tuvo, y jugar con su propia narrativa. Dos episodios pasaron al podio de lo mejor de toda la serie: “Pickle Rick” es un delirio maravilloso y el “The Ricklantis Mixup” es una joya plagada de referencias al cine y la cultura pop.

Master of None – Temporada 2

Aziz Ansari llegó para romper esquemas, y la segunda temporada del show que protagoniza continúa haciéndolo de la mejor manera. El primer episodio de su regreso es un perfecto homenaje a Ladrón de bicicletas de Vittorio De Sica, ambientado en una Italia blanco y negro. Pero Dev tiene que volver a Estados Unidos, donde celebra el día de acción de gracias en el episodio 8, que es de lo más genial que se vio en la serie.

The Crown – Temporada 2

Con su regreso, The Crown mantiene el mismo nivel que su extraordinaria primera temporada. La serie basada en la vida de la actual monarca británica logra mantener el interés en el espectador a pesar de que su historia es conocida. La estética y el uso de los planos hacen que se destaque en lo visual, y las actuaciones, con Claire Foy y Matt Smith como la pareja real, son sobresalientes.